Curiosidades II – Viejos trucos de cine

Hoy os traigo una pequeña curiosité que nunca he visto comentada en ninguna parte, pero que tiene su aquel: ¿Alguna vez os percatásteis de que en ciertos momentos de la película se ha manipulado el tiempo?

Así es, en Blade Runner no sólo se recurrió a sofisticados efectos especiales, sino también a viejos trucos cinematográficos como la eliminación de fotogramas y la cámara rápida, casi siempre en los momentos donde se requería poner de manifiesto los increíbles reflejos de los Nexus 6:

  • Cuando Leon empuja a Deckard de espaldas contra un vehículo y el segundo saca su pistola, el replicante reacciona instantáneamente dando un rapidísimo manotazo al arma, la cual sale despedida fuera del callejón. Aquí fueron escamoteados varios fotogramas en el último “tramo” del recorrido del brazo de Deckard extrayendo el arma, para lograr el efecto.
  • En la misma escena, y sólo unos instantes después, Leon lanza un puñetazo a Deckard, que logra apartarse por los pelos, impactando el puño del replicante en un vehículo que empieza a soltar vapor. Al igual que en el caso anterior, se eliminaron algunos frames para aproximar los momentos en que Deckard evita el golpe y el puño hace impacto en el metal.
  • Al final de la video–conferencia que pone Deckard a Rachael desde el bar de Taffey, apenas es apreciable el recorte de unos pocos fotogramas que aproximan los momentos en que Rachael cuelga y la pantalla comienza a escribir la frase “Total charge: $25”, con lo cual se consiguió mostrar un cálculo instantáneo del coste de la llamada por parte del Vid–Phön. Si uno se fija en Ford y no en el videoteléfono, el truco queda en evidencia.
  • En la escena en que Pris espera a Deckard con un velo puesto haciéndose pasar por uno de los “amigos” de Sebastian, la replicante gira lentamente la cabeza a su derecha al escuchar unos ruidos. Tras un plano insertado de Deckard subiendo por la escalinata del Bradbury, se retoma la escena y vemos como Pris vuelve a girar la cabeza a su posición original, pero esta vez de forma casi instantánea. Para conseguirlo, se aceleró el movimiento con una cámara rápida. El resultado es sencillamente fantástico.
  • Y en la emboscada que Deckard tiende a Batty a su llegada al apartamento de Sebastian, el replicante logra esquivar el disparo del blade runner en una fracción de segundo. El truco empleado aquí es el mismo que el anterior. Harrison Ford lo explicó en una entrevista:

“Hicimos algunas cosas técnicamente muy complejas. La escena en que Batty aparece en el apartamento después de que Pris me haya dado una paliza es un buen ejemplo. Lo que Ridley quería del personaje de Rutger Hauer era una demostración de sus facultades ya desde el comienzo de la escena (…) Lo primero que Ridley quiso demostrar fue la rapidez de Batty, así que ingenió un plano en el que me sitúo en la puerta del apartamento, buscando un lugar para esconderme y emboscarle. La cámara estaba sobre mi hombro para que captara mi arma ascendiendo y apuntando a Rutger. Éste entra en el plano atravesando una sombra que consigo ver, pero él aún no está lo suficientemente cerca de mí como para dispararle. Cuando finalmente entra, le veo y disparo. Pero se mueve tan rápido que consigue no ser alcanzado. Normalmente, esta escena se haría filmando la aparición del actor, a continuación un corte, y luego filmando al actor ya fuera y disparando a un sitio vacio, lo cual debería convencerte de que ha estado allí cuando se produjo el disparo. Pero Ridley hizo algo más complejo, mucho más difícil, y, desde luego, mucho más convincente. Filmó a Rutger a cierta velocidad, aceleró la velocidad de la cámara, y luego volvió a reducirla, lo cual le hizo parecer mucho más rápido. Y de hecho, lo fue”.

38 Respuestas a “Curiosidades II – Viejos trucos de cine

  1. Lo del Vid–Phön es genial e impactante para la época, lo mismo el paso de peatones con el ¡Pase! ¡Pase! ¡Don´t Walk! ¡Don´t Walk! Se pudieron al año
    según el disc 2 en L.A. y cómo no después en el mundo. BR es artesanía y filigrana en su punto más alto. Para qué andar con menudeces.

    • Si echas un vistazo al Sketchbook de Mead (que te puedes bajar si buscas a Joan y a su innata generosidad en Facebook), te darás cuenta de por qué Blade Runner es un portento en el detalle tecnológico. Yo vi ese libro enterito por primera vez ayer mismo y, a pesar de que ya sabía cómo se las gastaba el hombre, me quedé flipado de la visión tan realista, plástica, elegante, técnica y adelantada a su tiempo, que tiene del “futuro”.

      Te lo recomiendo vivamente.

  2. Ahí radica lo que dijo Douglas Trumbull a raiz de una entrevista en Sitges: – Los efectos de antes, impresionaban más que los de ahora. -Ya que los efectos digitales pueden ser perfectos hasta lo impensable, pero han perdido esa capacidad de sorpresa de antaño y sobretodo, da la impresión de que cualquiera puede hacerlos con un equipo reducido y algo de talento (y un buen programa).

    Antes, los efectos visuales quedaban en manos de un grupo de pioneros que iban descubriendo sobre la marcha los trucos necesarios que requería una película en cada momento, improvisandolos sobre la marcha a veces. Trumbull al parecer, no dispuso de excesivos medios para crear los efectos requeridos y de hecho, fue su talento lo que salvó la papeleta en muchas ocasiones y su colaborador David Dryer terminó las tomas requeridas, ya que Trumbull tuvo que dirigir PROYECTO BRAINSTORN (que no concluyó a raiz de la muerte de Natalie wood). Hoy se haría todo por CGI.

    Leí hace poco, que hace 30 años un estreno era un acontecimiento para unos espectadores dispuestos a dejarse deslumbrar. Hoy hay una sensación de frialdad en los efectos pese a su perfección, con la impresión de que “todo es posíble” con un ordenador y que se puede ver una película en cualquier parte, quizá ir al cine ya no sea un acontecimiento como antes (salvo excepciones) y la gente ya no se impresione como antes y se haya vuelto con los años, algo intolerante… Pero como diría Michael Ende, esa es otra história.

    PD: Coronel Kurtz, gracias por el piropazo de mi anterior comentário.

    • De nada, compañero. Escribes extenso cuando se requiere, y además bien e interesante, y no puedo por menos que agradecerlo como es debido.

      Estoy totalmente en sintonía con lo que dices sobre los efectos de antes y de hoy. En pocos años, el público ha dejado de sorprenderse con el CGI, que ya ve como lo más normal del mundo (y ojo, me incluyo; recuerdo que “no hace mucho” esperaba como un poseso el resumen de la siguiente edición del Imagina en “Metrópolis” (el certamen de cortos de CGI anual) y hoy, pues ya ves…
      Creo que se trata de una cuestión de masivización. Como bien apuntas, hoy cualquiera con un puñado de conocimientos, un ordenador casero y un buen programa puede hacer maravillas, mientras que antes los efectos visuales realmente buenos aparecían por cuentagotas en las películas, porque sólo estaban al alcance de “unos pocos” expertos.

      No sé, puede que sea en parte nostalgia de carroza, pero los buenos efectos visuales de antes tenían un algo, un no-sé-qué maravilloso que de alguna forma entroncaban con la “magia” del Cine. Puedo ver “Close Encounters” un millón de veces y emocionarme como el primer día, igual que Barry cuando al ver pasar aquella navecita extraterrestre, exclamaba “¡Mira, un helao!” :-)

      Jesús, está claro que nos hacemos viejos… :-)

  3. En cuanto a Syd Mead, puede gustar o no, no lo dudo, pero el Sketchbook es una fuente de inspiración impresionante. El estilo de Mead en otros libros, como Oblagon, Sentury I y II, etc. es algo distinto, nada que ver con las ilustraciones de Chris Foss o Dan O’Bannon, pero aún así interesantes. Y pensar que voy loco por conseguir el Kronovecta y el Kronoteko…

    • Correcto.

      No se puede pretender ver la obra de Mead como a un ilustrador de famntasía de ciencia-ficción, sino como un visionario tecnológico. Sus obras deben ser miradas desde un punto de vista más técnico que artístico. Sus bocetos para Blade Runner “asustan” por su equilibrio entre practicidad, “realismo” y belleza estructural.

      Yo lo considero un genio.

  4. Bueno, está colgado en internet la obra magna de Giger el Necronomicon, en http://issuu.com y más impactante y sobrecogedor que eso no hay nada. Mead aunque sin duda merecedor como Giger de su colaboración, no me llena o no me llega, son sketch hechos muy a lo rápido algunos, prefiero, a cualquier ilustrador de Sci-Fi actual, aunque sin duda su arte y su trabajo inspiraron a los actuales, que son aristas digitales, lo otro es un mundo a parte.

    • Giger y Mead no tienen nada que ver. Giger es básicamente un pintor, mientras que Mead es un *diseñador* técnico. En lo personal, Giger es muy bueno, y sus cuadros “biomecanoides” son una pasada, pero no hace más que darle vueltas y vueltas a lo mismo. Yo creo que está obsesionado…

      Por otra parte, todos los dibujantes conceptuales implicados en producciones cinematográficas, Giger incluído, realizan bocetos “rápidos”, a medio pulir y totalmente trabajados, según qué situaciones. De ningún modo se puede afirmar que Mead hizo para Bloade Runner sketches “muy a lo rápido”; el hombre, de hecho, hizo desde verdaderas maravillas a todo color hasta dibujos en una servilleta de papel.

      • Sí, por supuesto, Giger es un caso aparte, además es escultor, ¿lo conoces? Te comento al rerspecto de este debate, que (esto valga como sugerencia para un futuro) no estaría mal, algún articulo sobre la ilustración y todo ese mundo comparando a los clásicos como Mead con los modernos y viceversa. ¿Qué te parece la idea?

  5. De acuerdo contigo WEK. Giger y Mead es como comparar Dick y Neruda. Nada que ver.

    En cuanto a Giger, sí, está completamente obsesionado. Recuerdo una anécdota del rodaje de Alien (creo que está en uno de esos especiales que lanzó TOTEM, precisamente el Especial no. 1), cuando pidió un camión lleno de huesos (animales, claro). El equipo flipaba viendo como el bueno de Hans se encerraba en su taller con todo eso… Claro que el resultado fué el que ya sabemos. La biomecánica lo tiene pillado desde hace muchísimo tiempo, y repasando su obra, aparte de la vertiente satánica, prácticamente todo se basa en la misma. Para mi, otro genio, sin duda, pero en su propia parcela. Domina el aerógrafo como nadie (muchas veces ni boceta, pinta al vuelo…).

    Mead, como dices, es un diseñador industrial básicamente. Y se nota en sus esbozos y diseños. Son mucho del sector del automóvil. No en vano diseñó cosas tales como los Hot Wheels! ;-) Otro genio en su estilo. Y compararlo con Giger no tiene mucho sentido, la verdad.

    Hoy mismo estoy revisando unas joyitas recién recibidas. Escenas del storyboard original que no se han publicado nunca antes. Digitalizadas de segunda copia. Me lo voy a pasar en grande….. jiji….

    • Mira Jfuste, Giger, si lo contrataran para hacer BR II, ¡se sale!, es más, te digo y me apuesto a que lo haría aún mejor que Mead, ese tío da miedo.

      En cuanto a lo que apuntas de lo de ALIEN el tío por lo visto fumaba opio y muchos artistas como escritores han usado han consumido ansiolíticos así como otras drogas para entrar en trance y conseguir la inspiración divina.

      • Mis respetos a los artistas como Syd Mead, Giger, Moebius, y por poner a un español al cual tuve la ocasión de conocer en una exposición en Paris, Segrelles, pero si tiro de lastre de los Pups Magazines ya ni te cuento, ilustradores como la copa de un pino, y lo demás son ñoñerías.

      • No creo que Giger fuera el más indicado para Blade Runner, la verdad. Nos llenaría las calles de LA con biomecanoides… Ojo, que a mi me encanta Giger, no nos equivoquemos, pero cada temática necesita de una visión precisa y distinta. Mead me parece que hizo un trabajo excelente para BR. Igual que no pondría a Giger para BR (ni 2 ni 3 ni 4…), tampoco pondría a Mead para Alien…

  6. Madre mía Giger es lo más y Mead es muy simplista en su estilo, a mi tampoco me
    obsesiona mucho el realismo fantástico pero sí que hay una distorsión en todo este aspecto del mundo bidinsional, porque los actuales son tridimensionales, si os fijáis. Enorme trabajo el vuestro!

  7. Voy a poner mi granito de arena en la conversación. Sid Mead si estuvo en ALIEN , mejor dicho: en ALIENS de James Cameron, diseñando la nave Sulaco e interiores y vehículos, aunque fue el própio Cameron (ex diseñador de producción) fue quien tuvo la última palabra en el aspecto final de la cinta. Giger tiene una exposición de cuadros llamada New York , que concibe los clásicos rascacielos casi como cajas torácicas descarnadas o formadas por una mezcla de huesos y metal oxidado. De meterse Giger en BR 2 (aunque al final se llamará de otra forma , al igual que PROMETHEUS) su visión se acoplaría seguro a los rascacielos y no a los personajes. Para estos, se llamará seguro al que es el último diseñador de éxito: Neville Page, o al ya veterano Patrick Tatopoulos. Sid Mead al igual que Ralph McQuarrie (saga Star Wars) fue una acertadísima elección de cara a darle realismo a la estética futurista, que todavía arrastraba en los 70, la influencia del Pop-art y el surrealismo.

    • ¿Y la coherencia entre “partes”, qué? Si ya Blade Runner 2 me parece una barbaridad, no te digo nada si, además, cambian de un plumazo cosas como el estilo arquitectónico de la ciudad de Los Angeles recurriendo a un pirado como Giger… Este sería capaz de reconstruir el Bradbury de forma que recordara a un aborto de enano saliendo de una vagina mecánica… :-)

      Blade Runner es puro “realismo futurible”, no fantasía, y por tanto, Giger no tiene cabida en Blade Runner, por mucho que os guste. Como dice Joan, cada genio en su segmento; Giger está bien para recrear algo nunca visto (como un extreterrestre y toda su parafernalia); Mead está bien para recrear la tecnología de un futuro cercano y probable.

      • Y hablando de seprecuelas…. Revisando posibles adquisiciones de mi adorado Androides… me encuentro con Dust to Dust, que ya conozco de hace días, pero me he fijado en el punto de que es una secuela de la novela original. Aún no la he podido leer/ver (colecciono y compro, pero luego lo disfruto dos años más tarde… es mi sino…). Está curioso observar como la novela ha sido tratada en comic (en un hartazgo de ediciones, valga decirlo) y que se “atrevieron” con una precuela. Quizás el no-tan-agraciado guionista debería beber de allí para tomar ideas….

    • Zarco: De meterse Giger en BR 2 (aunque al final se llamará de otra forma , al igual que PROMETHEUS) su visión se acoplaría seguro a los rascacielos y no a los personajes.

      Sin duda, no se llamaría BR II, será algo semejante, cercano, próximo, paralelo, aunque no distorsionado, en el Off-World, aunque ya empiezan a barajarse quinielas por internet. Para mí Giger aunque está loco, es el de más talento que he visto en mi vida. Y no me duelen prendas.

  8. Esto de Mead y Giger me recuerda las áridas y estériles discusiones entre aficionados al Atari y al Amiga, o al Spectrum y al Commodore 64. Son mundos aparte, o cuando mucho, elecciones personales.

    Y hablando de Alien, aunque sea un poquito off-topic (ya puestos), muchos de los diseños previos fueron hechos por Moebius, otro artista en su género. Nada que ver com Mead o Giger, pero genio donde los haya. Siguiendo por ese camino llegaríamos a Milo Manara, que parece haber bebido mucho de Moebius, perfeccionándolo de forma magistral y centrándose en lo que realmente le gusta: las mujeres! ;-)

    • A mí Moebius jamás me gustó; de hecho, me parece increíble el éxito y la repercusión que ha tenido. Me parece un dibujante bastante mediocre, demasiado de cómic semanal… Nada que ver con los auténticos ilustradores de ciencia-ficción, de esos con los que te quedas boquiabierto por el detalle, por el realismo de las escenas y por la visión del futuro…

      Sí, Manara es genial, pero lo basa todo en el sexo. :-)

      • Moebius me encanta porque está totalmente loco (basta ver sus historietas autobiográficas, delirantes). Recordemos su magnífico trabajo en Blueberry, y las historias del Garaje Hermético o el Incal. Compararlo con un ilustrador no es de recibo, ya que no lo es, si no dibujante de comics. Ahora bien, para diseñar trajes y escenarios, da lo mismo si es dibujante, pintamonas o pintor expresionista. Lo que vale es la idea.

        De Manara, estoy contigo. Sin sexo no sería lo mismo! ;-) Y cuando ví cómo dibuja… DE PIE! flipé en colores… Apareció en la tele mientras dibujaba la portada de El Periódico dedicada a la ministra de defensa, C. Chacón, pintando una soldado embarazada. A mano alzada, y nunca mejor dicho! Eso es maestría.

        Está clarísimo que para gustos colores. Quizás soy “completista” hasta en esto. Me gusta Moebius, Manara, Giger, Mead, y también Crepax, Corben, Maroto, Hajime, Vallejo, Toriyama, Shirow… Variado, vamos. Pero siempre con un grado de genialidad, sea detrás de la imagen o del guión. Opinión personal, por supuesto. Hay gente que flipa con las historias de Ivà en El Jueves, en cambio a mi nunca me ha dicho nada. Gustos. Colores. Personas. Uy, no, replicantes!!! Que de replicar sabemos un montón!!! XD

        • Mira, Cartier murió hace un par de años, el famoso ilustrador de the shadow* y me refiero que en España ni pincha ni corta, no hay una cultura pulp fiction, porque nunca existió, a mi me recapatea, como jovenes o los no tan jovenes de hoy en día, desconozcan el pasado y solo les atraiga ese mundo de pixeles y computerizado del photoshop.

        • Tienes razón, Joan, la comparación no es buena. Digamos, entonces, que Moebius me parece un dibujante de comics bastante mediocre comparado con lo que hay… Me parece visualmente muy caótico y excesivamente fantasioso. Y sin “garra”. Será cuestión de gustos, pero sigo sin comprender cómo es posible que influenciara tanto a otros autores, como en nuestro caso a Scott. Recuerdo que cuando leía hjace años “Kirk”, me mamaba todo excepto “Blueberry”, que parecían un montón de garabatos y colorines… :-)

          • Siempre vuelvo a los coloress…. A mi el Blueberry me cansaba, abigarrado como era. Pero en cambio con el Garaje y el Incal, me llamó más la atención. Sea por la temática, o por las perspectivas en algunas viñetas, o sabe Dios por qué. Quizás por contraste con lo que había entonces. Quizás por su estilo “simple” aunque en realidad no lo es. Le imité bastantes de sus recursos en mis propios dibujos (aunque yo nunca dibujé comic, si no más bien escenas oníricas, por decirle algo). Algunos de esos recursos los reconozco en Manara, pero con una maestría ya comentada. Ojalá alguien recoja el cetro y la evolución de Moebius->Manara->x nos de alguien todavía mejor (en esta línea de estilo).

            Es como Crepax, cuyo estilo lánguido casi Grecoriano no gusta a todo el mundo. O Corben, un poco Rubens para mi gusto, pero con un color muy expresivo. Cada cual tiene sus valores. Y a nosotros nos toca elegir, sin duda.

            Fijaos que siempre hablo de “clásicos”. A mi los modernos, por desconocimiento seguramente, no me han atraído, por el momento. Con honrosas excepciones. Mi pequeña colección de comics se centra en los 70-80, por nostalgia quizás.

            Fulgen, de eso, a fusilarlo, va un trecho amigo!!! ;-)

            De ser así, hay revistas enteras que desaparecerían de la escena del comic mundial…. No todos pueden ser genios, ni agradarnos a todos.

  9. OT: Acabo de hacer un nuevo registro de blog en Facebook / NetworkedBlogs usando el feed de comentarios en lugar de entradas. Veamos si a partir de ahora los comentarios que vamos dejando aquí aparecen también en la página fan Blade Runner de Facebook. Si funciona, será genial. Si no, pues, se intentó! :-)

¡Comenta la entrada!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s